¿Es mejor el iPhone 4S que una cámara compacta?

Autor: Carlos Rebato – 6 de diciembre, 2011, 03:40
Fuente: AppleWeblog  

La cámara del iPhone 4S es, probablemente, la mejor cámara que podamos encontrar en un teléfono móvil ahora mismo. Y sí, la del iPhone 4 ya es increíblemente buena, pero desde que se lanzase el último teléfono de Apple en prácticamente cada reseña que se publica sobre el mismo se hace énfasis en una misma cosa, la calidad de su cámara comparada con cualquier otra cámara compacta o point and shoot del mercado es abrumadora. Así que después de estar usando el iPhone 4S a diario como cámara, después de observar los resultados y como usuario de una compacta también he acabado haciéndome la inevitable pregunta, de ambos dispositivos ¿Cuál merece más la pena? ¿Es equiparable el iPhone 4S a una cámara que al final y cabo está pensada y diseñada exclusivamente para tomar fotos?

En mi experiencia, sí. Para ser honestos, la mayoría de los poseedores de un iPhone en muchos aspectos cuando se trata de tomar una fotografía cotidiana a algo interesante, o una fotografía casual a una comida con amigos es lo que suelen emplear antes que ir cargando con una cámara compacta a todos lados. O lo que es lo mismo, al final acaba dando igual la calidad de la lente, la precisión del sensor o incluso la calidad de la foto misma, al final lo que acaba importando es tener una cámara digital que siempre llevas contigo, vayas a donde vayas y en ese sentido y para ser sinceros hay que reconocer que el iPhone, y en realidad con sus ventajas y sus desventajas la cámara de casi cualquier otro smartphone, no lo puede hacer mejor.

Así que una vez establecido que realmente uno de los grandes puntos del iPhone 4S es que siempre va contigo y está ahí para fotografiar, capturar o recordar lo que quiera que nos apetezca, algo que como menciono e insisto no es exclusivo suyo, vamos a entrar en un campo más práctico y analizar la cámara del 4S desde el punto de vista de la experiencia de usuario, de la calidad de la fotografía ¿Son buenas? ¿Son malas? ¿Es cómodo el sistema de enfoque? ¿Y el de ajuste de la exposición?

Pues para mí no es sólo es que sea estupendo, es que es el mejor. No dudo que habrá otras alternativas más profesionales, pero lo que Apple supo ver muy bien ya desde la aparición del primer iPhone allá por 2007, dentro de las limitadas opciones fotográficas que este ofrecía es que lo más importante es que tomar una buena fotografía tiene que ser algo lo más rápido posible.

O lo que es lo mismo, que prefiero el desenfoque que puedo conseguir tocando únicamente la pantalla del teléfono al que puedo conseguir con una point and shoot donde la mayor parte de las veces hay que estar jugando con el autofocus. Prefiero la velocidad, más ahora con el botón de cámara en la pantalla de bloqueo de iOS 5, de lanzado de la cámara, desde que veo algo interesante para fotografiar hasta que realmente puedo hacerlo que obtengo en el iPhone 4S a la que obtengo con casi cualquier otra cámara (y aquí metería incluso a algunas réflex).

Supongo que alguno se esperaba una review excesivamente técnica de la cámara del iPhone 4S contra las demás. No lo haré, en parte porque me faltan conocimientos, no soy fotógrafo profesional, apenas un simple aficionado y pecaría de imprudente antes que de otra cosa. Pero dicho esto y sin embargo ¿A quien le importan los análisis técnicos? Las fotos del iPhone 4S se ven impresionantes, valgan las que he puesto en este post de simples ejemplos. Antes que entrar en un debate detallado y un tanto estúpido por otra parte de sí se ve mejor una u otra (más cuando hay compactas que por el mero hecho de serlo en tema de lentes le darán mil vueltas a las del iPhone) consideremos que lo importante es la calidad y la nitidez de las mismas, en ese aspecto tanto uno como otro estoy seguro que sobresalen aún con sus correspondientes fortalezas y debilidades.

Sin embargo, el punto diferencial que hace que yo sea muy feliz tomando fotos con un iPhone y que me olvide por completo de comprar una point and shoot no es el hecho de la calidad objetiva de una fotografía como tal desde un punto de vista de especificaciones ni de lo fácil que me resulte tomarlas, sino de lo que viene después. El iPhone, en todos sus mnodelos lleva tiempo copando el puesto de cámara más usada en Flickr, probablemente y de hecho sea de las cámaras más usadas del mundo, a pesar de ser un teléfono movil.

Y es que tomar una fotografía no se queda ahí, va más allá, a poder compartirla sin problemas, a poder aplicar filtros tan estupendos como los de Camera+, los deInstagram (aunque es una lástima que añadan tanto ruido), los de SnapSeed o los de tantas y tantas aplicaciones de fotografías que podemos encontrar en el App Store. Así que puede decirse que lo que conseguimos al tirar una fotografía en un iPhone es que esto sea únicamente la mitad de la experiencia, lo que viene después es casi lo que más acaba contando.

Sí, prefiero un iPhone, ya no sólo el 4S a casi cualquier otra cámara que no entre en la gama profesional, sí, considero que el 99% de las situaciones en las que necesito tomar una foto quedan resueltas con mi iPhone 4S y sí, he llegado a oír a fotógrafos comentando medio extrañados medio apenados que desde que tienen el teléfono apenas usan la otra cámara, sobre todo por comodidad. Y si la fotografía digital estableció en su día una revolución, los smartphones, y sobre todo los que tienen una cámara tan fabulosa como el 4S y unas posibilidades de postprocesado tan buenas así como para compartir están liderando otra que será como poco igual de grande, el dirá hasta donde nos lleva.

* * *

Tags: , , , , ,

Aún sin comentarios

Escribir un comentario