en tiempo de crisis… haciendo clientes…

Esta noche nos ha ocurrido una cosa en un restaurante de Portals Nous (concretamente el Portals Village), bastante desagradable. Creo yo, que como están los tiempos actualmente debido a la crisis, lo ultimo que hay que hacer es espantar a unos clientes que era la primera vez que acudían y desde luego que será la última.

 * * *

El relato es el siguiente: Unos amigos nuestros, compran una oferta de Groupon para comer entrantes, ensalada y pa amb oli para dos personas, que según la oferta su valor ascendía a 43 € pero a través de Groupon lo ofertaban al módico precio de 16 € por pareja. Finalmente compran 4 y nos invitan a ir.

El menú era el siguiente:

Menú de pa amb oli para dos o cuatro personas desde 16 € en lugar de 43 €. Incluye entrantes, postre y jarra de sangría. El sabor de la tradición se sienta a la mesa.

Pues nada, llegamos, nos ponemos en una mesa de la terraza y al cabo de un rato (bastante largo) vienen a tomar la comanda. nos traen una jarra de sangría (bastante pequeña) y nuestras acompañantes piden agua mineral, dicho lo cual nos advierten que el agua no entra en la oferta a lo que no objetamos nada.

Nos dicen que de los entrantes, nachos no quedan, por lo que nos traerán unos entrantes y una ensalada. Al rato nos traen tres platos con ensaladilla, boquerones y salpicón con un par de gambas y palitos de cangrejo. como no teníamos cubiertos todavía (menos mal) no empezamos a picar en seguida, y digo menos mal por que al rato se presenta el camarero y nos dice que se habán equivocado y se llevan dos. trayendo enseguida dos ensaladas César para los cuatro. de momento todo bien.

Una vez dado cuenta de los entrantes, nos traen los cuatro pa amb oli dos mixtos como el de la foto (que digo… como el de la foto no era) y dos de jamón  serrano.

Hasta aqui todo mas o menos regular. después del postre y los cafés (también iban aparte), una vez pedida la cuenta al entregárnosla vemos que nos han puesto la segunda jarra de sangría a ¡12 €!!! Una jarra bastante pequeña (mediana según ellos). LLegados a ese punto, pedimos que venga el encargado para expresar nuestras quejas sobre ello. En la oferta pone una jarra para dos personas (quiero destacar, que en la mesa de enfrente había una pareja cenando también lo mismo de una oferta de Groupón tenían encima de la mesa una jarra igual que la nuestra y solo eran dos personas.

Quiero anotar, que cuando se iba el camarero, yo quise apuntarle algo y como ya se iba para llamar su atención eché la mano atrás y le rocé con el dedo… ¡Para qué queremos más! el tío se me revuelve como si me fuera a disparar y me dice que cuidado con el dedo! Un poco más y me pega!

A todo esto, viene el encargado, nos dice que la jarra esa es para cuatro, le decimos que porqué la mesa de enfrente son dos y tienen una de esas y me contesta que se les habían acabado las jarras pequeñas, pero que aquella (la de enfrente) tenía mas cantidad de hielo… Alucinamos!!! se va para adentro y nos trae una especie de probeta de laboratorio de menos de un palmo y muy finita y dice que esa es la que entraba para cada pareja. A lo cual yo le contesto que de aquella jara una vez puestos un par de cubitos de hielo no había mas que para una copa. Y va y me dice que en ese caso el hielo lo traían aparte… Vuelta a alucinar los cuatro!!! También nos dice que el precio estaba equivocado, o sea que la jarra de marras no valía 12 €. ¿Y si no decimos nada? nos cobran de más? Un poco de cuidado señores, no están los tiempos para tirar el dinero!!!

Y finalmente se lleva la cuenta y vuelve con los 12 € de la jarra y nos dice que el no está por 12 €!!! Oiga nosotros tampoco! sólo queremos pagar por lo que consumimos y nada más. ¡Vaya manera de tratar a la gente!!!

Si la segunda jarra no entraba, creo yo que lo mismo que nos dieron el aviso de que las aguas no entraban, podrían haber hecho lo mismo al pedir la segunda jarra. Y repito, la oferta pone una jarra pos cada dos!!!

Siendo así, no me extraña que cada vez cierren mas sitios y la gente nos vayamos quedando ha hacer nuestro pa amb oli en casita.

Si pone que el menú para dos vale 43 € y te lo ofertan por 16 €, creo que el menú ha de ser el mismo, no uno reducido y una sangría aguachirri que seguramente no debe de ser la misma que sirven a los clientes que van sin oferta.

Y ante calquier duda o malentendido, señores del restaurante, deberían aplicar la norma de “el cliente siempre tiene razón” y no portarse así con cuatro comensales que van por primera vez y que a la vista está será la ultima.

Le deseamos mucha suerte en su andadura hostelera, pero creo que deberían de cambiar el chip y de actitud.

Les saludan: Paco Cabrera y tres comensales indignados más.

* * *

Tags: , , , , , , , ,

Suscríbete a Cosas de Pericos

Suscríbete a nuestro boletín para recibir actualizaciones

Aún sin comentarios

Escribir un comentario