Estimado señor Gallardón…

Carta de Toni Domenech dirigida a Alberto Ruiz Gallardón, ministro de justicia…

Estimado Sr. Gallardón, Ministro de “justicia” del Gobierno de España,

Me da mucha lástima comprobar como aquella alegría que me dieron el pasado mes de Junio de 2013 cuando salió a la luz el anteproyecto de ley que arrojaba un hilo de esperanza a la situación en la que la justicia española me dejó, la justicia y las leyes españolas y una persona que se aprovechó de esa discriminación a la que nos vemos sometidos muchos padres en España, me echaron de mi casa, donde además tenía establecida mi empresa, siendo yo el único que aportaba ingresos y pagaba la hipoteca de una casa que me compré mucho antes de conocer a la madre de mi hijo y sin su ayuda, me dejaron durmiendo en mi coche y pusieron en peligro la estabilidad del techo bajo el que duerme mi hijo, pues al dejarme en el paro tras 20 años de autónomo la hipoteca de mi casa ha estado 18 meses sin pagarse y mi casa al borde de la subasta, además como para poder pagar 2 cuotas mensuales de mi hipoteca para ponerme al día y que el banco no ejecute la misma y para poder pagar la pensión de mi hijo me veo obligado a vivir en un garage habilitado como vivienda y por ello me dicen que no tengo un lugar estable en el que vivir y con este argumento me impiden pernoctar con mi hijo la mitad de las noches (como así dicta la sentencia de guarda y custodia) cuando soy yo quien tiene una casa en propiedad, soy yo quien paga en exclusiva la hipoteca para que a mi hijo no le falte un techo en el que dormir.

No se preocupe usted señor Gallardón pues mi hijo ya hace 7 meses que no pernocta con su padre, no se preocupe usted señor Gallardón si me entero de las visitas médicas que hace mi hijo cuando el me dice que ha estado en el médico ya que su madre no me lo comunica, no se preocupe señor Gallardón si a mi como padre nadie me comunica los eventos que se realizan en el colegio de mi hijo o las actividades en las que participa y mi hijo no me ve en ninguna de estas actividades desde hace demasiado tiempo, no porque no quiera sino porque el padre no existe para el sistema escolar y a la madre nadie le obliga a comunicar estas cosas al padre, y claro con tal de hacer daño al padre y dejarlo en mal lugar frente al hijo quien acaba perdiendo siempre es el menor que siente que su padre no le quiere ya que no va a verle, no se preocupe señor Gallardón si cada día miles de padres tenemos que ir a recoger a nuestros hijos acompañados por alguien y grabando la recogida y la entrega para evitar que de nuevo nos vuelvan a poner una denuncia falsa por violencia de género, que por cierto existen, yo mísmo he sido víctima de una denuncia falsa (de la que no solo salí absuelto sino que el juez me echó un capote diciendo en la sentencia que lo único que hago yo es luchar por una causa justa y buscando la justicia que la ley no me da).

No se preocupe señor Gallardón, que usted tiene hijos varones y le deseo con todo el cariño del mundo que jamás ninguno de ellos tenga que vivir la situación por la que vivimos miles de padres en España, espero que jamás se vea usted privado de poder ver a sus nietos, espero que jamás viva en sus propias carnes el daño que la desidia del ministerio que usted dirige nos está causando a miles de padres y a miles de hijos.

Una cosa no es justa por ser ley sino que debería ser ley por ser justa.

Basta ya de que se conculquen mis derechos constitucionales como que no se me discriminará por cuestión de sexo, que tengo derecho a una vivienda digna o otros tantos que me dejo en el tintero.

Trabajo en lo que me gusta y me gusta donde trabajo, tengo salud, una mujer extraordinaria a mi lado, me siento orgulloso de todo lo que poco a poco estoy consiguiendo y del ejemplo que le doy a mi hijo, pero no por ello dejaré de luchar por recuperar lo que merezco, poder darle a mi hijo y a mi pareja el hogar que merecen y que me he currado con el sudor de mi frente.

Pero usted no se preocupe señor Gallardón, durante un mes el pueblo tendrá su opio con el mundial y no se hablará de otra cosa, no se preocupe señor Gallardón despues tiene muchas más cortinas de humo tras las que esconderse mientras se evade de intentar solucionar los problemas que de verdad nos preocupan al pueblo.

Gracias UPYD cada día estoy más orgulloso del voto que en vosotros deposito cada vez que hay elecciones.

Impotencia es lo que siente una persona ante el desamparo en el que se encuentra cuando pasa la tarde con su hijo y a la hora de entregarlo a su madre ves como su madre se lo entrega a una vecina que se lo lleva corriendo al colegio (que está a 3 calles de mi casa, en la que vive mi hijo) en ese momento me di cuenta que en el colegio estaba pasando algo, una cena de despedida de padres, profesores y alumnos de infantil que el año que viene pasarán a primaria, esa cena ha empezado a las 19:00, hora en la que tenía yo a mi hijo, y de esa cena me he enterado a las 20:45 ya que la madre de mi hijo no me lo ha comunicado, con muy mala fe por cierto, y la profesora de mi hijo me ha pedido disculpas pues pensaba que la madre de mi hijo me lo habría comunicado, cuando mi hijo me ha visto allí me ha dicho “papá ¿qué haces tú aquí? mi mamá me ha dicho que tú no estabas invitado” y ahí me he encontrado rodeado de mesas llenas de comida que los padres han llevado y yo con las manos vacias, mi hijo con una vecina en lugar de estar con su padre (ya que la gran parte de la cena se ha desarrollado mientras mi hijo y yo estabamos juntos) ni tampoco con su madre, vayan ustedes a saber por qué motivo, mi hijo ha permanecido abrazado a mí y jugando hasta que la vecina ha llamado a su madre, la cual rauda y veloz a venido a quitarmelo de las manos como si de un violador pederasta se tratara.

Si se me hubiese avisado como toca hoy mi hijo habría estado en esa cena de despedida desde las 19:00, con su padre, mi pareja, con sus titos y abuelos, en su lugar su madre le había reservado el pasar la última media hora de la cena junto a la vecina.

Impotencia es lo que se siente cuando en el colegio a las 9:15 se hace una fiesta de graduación a los niños que acaban la educación infantil y te enteras de ello la noche anterior a través de una amiga y cuando uno trabaja como responsable de un departamento técnico y parte de mi trabajo es coordinar y asignar el trabajo a los técnicos por la mañana uno no puede faltar tan fácilmente.

Impotencia es lo que siente un padre cuando te quitan a tu hijo de tus manos y te dicen “te jodes”.

Si fuese un maltratador lo entendería, si le hubiese sido infiel a la madre de mi hijo alguna vez, en los 12 años que estuvimos juntos, lo entendería, si fuese un mal padre lo entendería, si fuera un alcohólico o un drogadicto lo entendería, si fuese un mal padre lo entendería, pero siento una enorme impotencia al no entender todavía el por qué mi hijo y yo tenemos que sufrir todo esto, por qué la madre de mi hijo sale impune de todo esto y encima la ley la ampara y los servicios sociales la subvencionan.

Cada día que pasa es tiempo que nos han robado a mi hijo y a mí, momentos irrepetibles que jamás volverán y que distorsionarán sin duda la imagen que mi hijo tendrá de su padre y de su madre, por ello cada día lucho para conseguir que sea el último día que mi hijo y yo tengamos que sufrir la injusticia de una ley que permite que una persona, porque se lo recomienda su abogado, arruine la vida al padre de su hijo y haga daño de forma gratuita para evitar que su hijo pueda querer a su padre tanto como a ella.

Siento la impotencia de ser hombre en España y la impotencia de no ver salida a corto plazo, estoy en contra de todo tipo de violencia, pero me gustaría saber las historias que hay detrás de cada mujer que ha muerto asesinada a manos de sus parejas o ex parejas, me gustaría saber la causa del sufrimiento que han padecido tantos cientos de padres que cada año deciden poner fin a sus vidas y se suicidan.

Por todo esto siento mucha impotencia, pero tengo la gran suerte de tener un hijo extraordinario por el que luchar, una mujer increible que me apoya de forma incondicional día a día y que es el pilar sobre el que me apoyo y la que impide que me derrumbe y tengo la gran suerte de conseguir pequeños logros día a día, pero conseguir justicia en este país no va a ser tan fácil.

Una cosa no es justa por ser ley sino que debería ser ley porque es justa.

UPyD pide que Gallardón explique en el Congreso por qué incumple su promesa de presentar una ley…

 

Nota del Blogger: Ya sería hora, que la justicia mostrara un poco de sensibilidad con este caso y tantos otros, cientos… tal vez miles que abundan en nuestro país. Padres que se ven arrancados de su hogar e imposibilitados de tener una relación normal y cotidiana con sus hijos.

Una separación de los padres, no debería interferir en la relación de ambos para con los hijos. Y el cónyuge que ostenta la custodia, debería de poner todos los medios para que el niño tuviera una relación lo más normal posible con el otro. Todo ello en beneficio del niño, para que la separación de sus padres, sea lo menos traumática posible para él.

Este es un caso flagrante de crueldad extrema por parte de una mujer que lo único que persigue es hacer daño gratuito a la persona que fue su pareja y padre de su hijo porque sí. No comprendo como un juez puede darle la custodia a una persona así. La víctima más inocente como siempre es el niño, que no puede tener una relación normal con su padre y no comprende todas estas cosas. Yo conozco algunos casos parecidos, y por eso cuando veo en los medios las noticias sobre algún caso de “violencia de género”, si no lo conozco personalmente no me gusta opinar, y sin estar de ningún modo de acuerdo en que un hombre practique una agresión a una mujer, comprendo que a veces iba diabólica persona, te puede llegar a hacer perder los estribos. ¿Por que no se le llama también violencia de género a estos casos en que un hombre es psíquicamente destrozado por una mujer cruel y sin conciencia?

La justicia, debería de cambiar mucho en este tema de las separaciones…

 

 

 

Tags: , , , , , , , ,

Aún sin comentarios

Escribir un comentario